La "leyenda de Perusa"

1. El libro

Entre las fuentes biográficas, es la de más reciente descubrimiento. La primera publicación fue hecha en 1922 por Fernando Delorme, a partir de un códice descubierto en la biblioteca municipal de Perusa, donde tenía el número 1046.

En realidad, ya había sido inventariado en 1381 por Juan de Iolo, como el códice VIII de la librería pública de la Biblioteca del sacro Convento, en Asís. De ahí pasó al convento de Monterípido, en Perusa y, a partir de 1860, cuando los conventos fueron suprimidos, fue a parar a la biblioteca municipal del Perusa. Los peritos consideran que fue copiado en Asís entre 31 23/10/1310 y el 31/5/1312.

Inicialmente, debía contar de 21 fascículos divididos en cuatro secciones. Como faltan cinco fascículos, varias secciones están mutiladas. Pero el códice contiene diversas bulas de interés para los franciscanos, además de una copia de la "Legenda Maior" y de nuestro documento, identificado por Delorme como "Legenda Antiqua".

Se sabe que el escrito es una copia de una compilación hecha anteriormente, probablemente por un fraile que vivía en Asís. Como tenía acceso a la biblioteca, donde estarían guardados muchos cuadernos y rollos de pergaminos (tal vez gran parte del material enviado a partir de 1244 a Crescencio de Jessi y ya usado por Celano), él puede haber querido guardar para su uso propio algunos textos que le parecieron interesantes.

Para dar una idea general del contenido, presentamos el siguiente cuadro. No es un texto muy ordenado. Las "inserciones" fueron adicionadas posteriormente. En general, provinieron de la 2Cel.

Visión General

I. La Obediencia de Francisco (1-8) (...98-101)

II. Humildad y Pobreza (9) (102)

La Humildad (10-11) (103-106)

La Pobreza (12-16) (107-112)

Del 16 al 22 están los "Dichos de Francisco", escritos por Fray león. Sólo el Nº 16 se refiere a la Pobreza, pero debe haber contenido todos los otros consigo (107-112)

La pobreza continúa: (23 -40) (...)

III. Nuestra misión: ser modelo (41-64) (...1-22)

El Ministro general (42-43) (...)

Francisco, como modelo (44-55) (...1-7)

La Porciúncula - modelo (56-64) (8-22)

57-59 inserción sobre edificios pobres (13-17)

IV. Historia de admiración (67-76) (23-36)

V. Historias sobre las enfermedades de San Francisco (77-94) (37-57)

86-88: inserción: Francisco y la creación (46-51)

90-93: inserción sobre la generosidad (53-60)

VI. Francisco pide limosnas (96-98) (59-63)

Un agregado sobre la alegría (99-100) (64-65)

VII. Lo que Francisco quería para la Orden: que fuesen pobres (101-107) (66-92)

De 101 a 106 está la famosa "Intención de la regla", atribuida a Fr. León (66-77)

Francisco reafirma la Pobreza evangélica (102) (69)

Francisco quería guiarlos por el ejemplo (106-117) (77-92)

inserción - devoción a la eucaristía (108) (79-82)

inserción: historias admirables (115-117) (90-92)

VIII. Historias del demonio (118-120) (93-97)

 

Delorme hizo una primera edición en 1922 con el nombre de "Leyenda Antigua de San Francisco", pero seleccionó sólo lo que era inédito, dejando de lado trozos copiados de Celano. En 1926 hizo una segunda edición cambiando completamente el orden para intentar recuperar el libro como él consideraba que había sido antiguamente, cuando salió de la mano de los compañeros de San Francisco. Mas afirmó que había habido un solo redactor: Fray León.

En ese camino, Jacques Cambell publicó en 1967 un libro llamado "Las Flores de los Tres Compañeros", y Rosalind Brooke presentó otro en 1970, con el nombre de "Los escritos de León, Rufino y Angel, compañeros de San Francisco".

Fueron trabajos bien hechos, pero que no convencieron. En 1975, Marino Bigaroni prestó la enorme colaboración de publicar el texto en el orden y exactamente como está en el Códice de Perusa. Pero dice que era preferible llamarlo "Compilación e Asís", nombre que también fue aceptado por otros autores.

En el cuadro precedente, usamos la numeración de Bigaroni, que es la original del pergamino de la LP y fue usada por la edición latina "Fontes Franciscane" y por la española de la BAC. Como la edición brasileña siguió la italiana, que usó el "orden" de Delorme, colocamos esa numeración derecho.

Cuando, en lugar de los números, hay puntos suspensivos... es porque ese trozo fue omitido en la edición Delorme y en la de VOZES.

2. Los Autores

Lo que estamos "leyenda de Perusa", para quedarnos con el nombre más conocido entre nosotros, en verdad no es una "leyenda", porque no presenta una biografía de comienzo a fin, sino una serie de episodios sueltos. Justamente por eso, muchos quisieran ver en ella el verdadero texto de los tres compañeros, que debería estar en seguida de la famosa Carta de Greccio.

Podemos aceptar esa opinión en tanto que quede claro que no llegó hasta nosotros el texto como fue escrito por ellos. Muchos trozos deben haber sido acrecentados y muchos otros omitidos.

Como dijimos, el texto de la "Leyenda de Perusa" que conocemos es de un manuscrito de 1311. Un poco más antiguo que el "Espejo de Perfección", cuyo texto conocido es de 1318; los dos deben ser considerados compilaciones hechas al inicio del siglo XIV, cuando hervía la cuestión de los espirituales y se sentía la necesidad de presentar, como modelo o "espejo" de los frailes, una "Leyenda antigua", es decir, con material anterior a la "Leyenda nueva" de San Buenaventura.

Pero una compilación usa, evidentemente, material más antiguo. Debe haber reconocido material que se puede atribuir a los "tres compañeros". Ahí puede haber entrado el "Florilegio" escrito en 1246, algunos capítulos de la "Vida Segunda" de Celano y ciertamente otros textos dispersos, igualmente atribuibles a Fray León, como los "Dichos de San Francisco" ("Verba Sancti Francisci") y la "Intención de la regla".

Mas hay fuertes indicaciones de que un mismo autor escribió la mayor parte del libro. El estilo es marcado por el mismo lenguaje en todo el contenido no presentado como "inserción" en nuestro esquema. Repite ocho veces la "laetitia utriusque hominis", 18 veces "nos qui cum eo fuimus", 21 veces "multotiens", 46 veces "maxime quia", todas expresiones que no se encuentran con facilidad en otros libros. Pero el escritor habla siempre en plural.

Fray león entró en la Orden en 1210 y fue ordenado por ese tiempo. Fue confesor, secretario y compañero de Francisco, que admiraba su "simplicidad y pureza" (EP 85). Recibió los tres autógrafos del santo que todavía tenemos.

Fray Rufino, primo de Santa Clara, era considerado un santo por Francisco, porque estaba en continua oración. Se dice que era bajito y delicado.

Fray Ángel era estimado por Francisco por su cortesía de caballero. Estaba junto al santo cuando predicó a los pájaros, cuando visitó al cardenal Brancaleone (1223), en el Alvernia (1224), en Rieti (1225) y en Asís (1226).

3. Los Dichos de San Francisco

El texto incluido en LP del número 16 al 22 es atribuido personalmente a Fray León y que ya fue publicado por separado, en 1901, por Leonardo Lemnens, con el título "Verba Sancti Francisci", a partir del manuscrito 1/73 encontrado en la biblioteca del Colegio Irlandés de San Isidro, de Roma. También fue estudiado por Edith Pásztor en 1974, 1980 y 1988.

Se calcula que sea posterior a 1246, porque Celano lo ignoró. Pero se sabe que debe ser anterior a 1260 porque san Buenaventura demuestra conocerlo. Fray León puede haber escrito más tarde un texto separado, porque vivió hasta 1276.

Pero son textos polémicos, que reflejan la lucha entre espirituales y la comunidad. Es en el Nº 113 (88) que está la famosa historia en que el propio Jesús habría clamado desde los cielos delante de los ministros que la regla tenía que ser obedecida "a la letra", a la letra y sin glosa, sin glosa, sin glosa". Debe ser señal del uso por los espirituales el hecho de que el texto cita dos veces el nombre de Fray León.

4. La Intención de la Regla

La famosa "Intentio Regulae", que también fue publicada en 1901 por Lemmens y estudiada por Edith Pásztor, está en los números 101-106. También es polémica y muy usada en la lucha de los espirituales. Nótese que los dos textos pueden haber sido sacados de la colección de 1246 y después aumentados, como también pueden haber sido escritos más tarde por Fray león y sólo incluidos en la LP en 1311.

5. Historia del Texto

Los jefes de los espirituales -Pedro Juan Olivi, Ubertino de Casale y Angel Clareno- alegan muchas veces los "rotuli" (rollos) de Fray león, y Ubertino llega a citar "un libro conservado en el armario de los frailes de Asís con textos escritos por la propia mano de Fray León. Entre otros están la "intentio regulae", citada por Ubertino, y los "verba Sancti Francisci", citados por Celano.

Un estudio mostró que hay 53 capítulos que están presentes tanto en el "Espejo de Perfección como en la 2Cel. Ellos deben tener una fuente común y la LP puede ser una copia de esa fuente. En esa época, debían circular diversas copias un tanto variadas que, después, acabaron confluyendo en las más famosas. Es probable que quedasen copias un poco diferentes de acuerdo con las regiones y los grupos.

El material que forma el texto de la LP puede ser dividido en cinco secciones. Las dos primeras son copia directa de la "Vida II" de Celano. Las tres últimas deben ser una copia del material que sirvió para que Celano escribiera su "Vida II". Otra copia debe haber servido para escribir el "Espejo de Perfección" (edición mayor, o de Sabatier). Pero también es posible demostrar que la "Leyenda de Perusa", el "Espejo de Perfección" Menor (edición de Lemmens) y el manuscrito de Little son tres familias provenientes del mismo texto original.

Entre 1248 y 1311, otro recopilador reestructuró el material de los tres compañeros para destacar el papel de Francisco como "modelo de obediencia, humildad y pobreza". Puede haber sido influenciado en eso por la obra de San Buenaventura.

De cualquier forma, es fundamental tener por cierto que la LP no reunió todos los rollos, fichas, etc. de Fray León que se conservaban en el paso del siglo XIII al XIV, según varios testimonios, o en la biblioteca del Sacro Convento, o en San Damián, o con Ubertino de Cásale, o en otros lugares. Eso hace pensar que hubo una tradición manuscrita anterior, compuesta de pequeñas "síloges". De ahí pueden depender tanto la LP como el EP, en cuanto a lo testimoniado por los espirituales.

Es cierto que la figura de Francisco presentada en la LP debe haber influenciado bastante a los espirituales, pero ellos después transmitieron una imagen más exacerbada por sus convicciones joaquinitas, con aspectos mas proféticos y carismáticos.

Tal vez los propios autores no hayan tenido conciencia de que presentaban no sólo al santo, sino también el peso del movimiento que se tornó tan grande que él no consiguió controlar, aunque haya rechazado hasta el fin el uso de la fuerza. Eso no aparece en testimonios individuales ni en presentaciones esquemáticas, sino en el contexto general. Por eso digo que tal vez no tuvieran conciencia clara.

6. El contenido de la Leyenda de Perusa

La "Leyenda de Perusa" se distingue de las biografías anteriores por no contar nada de la juventud de San Francisco. Sólo habla de él como miembro de la Orden.

Es una preciosidad por dar los testimonios de los primeros compañeros, que estaban viviendo una vida conventual y tenían nostalgias de los tiempos heroicos. Sólo ella muestra los sufrimientos de Francisco frente a la actitud de los "prudentes" y de los problemas que surgían con la evolución de la fraternidad. El Nº 63 (21) llega a decir que Francisco quedó gravemente perturbado y huía del encuentro con los hermanos por no poder presentar su sonrisa habitual. Celano parece haber suavizado esos problemas, a pesar de haber escrito: "¿Quiénes son los que me arrancaron de las manos la Orden que es mía y de mis frailes? Si fuera al capítulo general, les mostraría cuál es mi voluntad?" (2Cel 188).

Pero san Francisco aparece como modelo de la vida franciscana. En la década de 1240, la Orden estaba estableciéndose como una fuerza universitaria, con estudiantes y catedráticos en París, Boloña, Cambridge y Oxford. Pero, al mismo tiempo, los eremitorios intentaban continuar la vida contemplativa de los primeros tiempos y, por eso, crecía la distinción entre los orantes y los predicadores o estudiantes.

La mayor parte de los relatos de los tres compañeros se sitúan en los eremitorios o se apoyan en ellos. La Porciúncula, que como Francisco es "modelo" de pobreza y de vida, aparece 31 veces. Mas también aparecen eremitorios como Fonte Colombo, Greccio, Poggio Bustone, Rivo Torto, Alvernia, Le Cele de Cortona, Rocca di Brizio y San Eleuterio. Para los compañeros, está bien claro: los santos hechos de Francisco fueron fruto de la contemplación. Estudios y predicaciones son importantes, pero la fuente de la salvación está en los eremitorios.

Los frailes más recordados son Bernardo (17 veces), Pedro Catáneo (12) y Pacífico (9). Angel aparece sólo 4 veces, León dos y Rufino ninguna.

Es bueno observar que aunque teniendo fuentes comunes, la "Leyenda de los Tres Compañeros", el "Espejo de Perfección" y la "Leyenda de Perusa" siempre tienen una manera propia de presentar a San Francisco.

Uno de los puntos específicos de la "Leyenda de Perusa" es su manera de presentar a Francisco en su relación con la Iglesia. Hay doce parágrafos que hablan de eso, especialmente de su relación con la jerarquía. El 19, sin correspondiente en la edición de Delorme, porque viene de 2Cel 146, habla de la humildad y reverencia que los frailes deben tener para con el clero.

Pero hay textos que muestran que Francisco no siempre concordaba con todo. En el Nº 18 (114), por ejemplo, resiste al cardenal Hugolino y a los que querían que adoptase una de las reglas monacales.

Tampoco concordó con la idea del cardenal que quería elevar a algunos frailes al episcopado, como vemos en el Nº 49 (sin correspondiente en Delorme). Situaciones semejantes vemos en los números 54 (6), 84 (44), 94 (57) y 108 (80).

Parece que la relación que había sido tan exaltada en el "Anónimo de Perusa" y en la "Leyenda de los Tres Compañeros" ya había perdido mucha de su fuerza, por lo memos en la redacción final (de 1311) de la "Leyenda de Perusa".

También son sabrosas las informaciones dadas por nuestro libro sobre el "Cántico de las Creaturas" y la exhortación "Oid, pobrecillas", en los números 83-85 (43-45), además de todo lo que habla sobre el amor y respeto de San Francisco por todas las creaturas, en los números 86-88 (46-49).

7. Conclusiones

La "Leyenda de Perusa", como la "Leyenda de los Tres Compañeros" y el "Espejo de Perfección" son conocidas en sus versiones de inicios del siglo XIV, aunque contengan material que viene de los contemporáneos de San Francisco, pudiendo ser anteriores por lo memos a la "Vida II" de Celano. Son testimonio de la reacción que hubo dentro de la Orden, al menos por parte de los más apegados a la tradición o al espíritu de Francisco, delante de la "Legenda Maior". Es claro que el tiempo en que las copias fueron hechas (y probablemente manipuladas) recuerda la lucha de los espirituales. Pero no puede ser sólo eso: es una demostración de que el movimiento franciscano siempre sobrevivió porque siempre hubo hermanos y hermanas que lucharon por ser fieles al espíritu genuino de Francisco de Asís.

A pesar de ser marcada por un sentimiento de que la Orden está perdiendo lentamente su clima de rigurosa ascesis y el fervor apostólico del franciscanismo primitivo, podemos concluir, con el historiador Estanislao de Campagnola, que la "Leyenda de Perusa "es un documento de segura y extraordinaria belleza, de indiscutido e indiscutible valor biográfico justamente porque está repleto de una comunicación simple y persuasiva que hace de el, como del "Espejo de Perfección", uno de los textos más inmediatos y significativos al respecto de los gestos, de la manera de hacer, de la voluntad de San Francisco. Sus narraciones son marcadas por un espíritu devoto y constituyen un agradable entretenimiento, ricas principalmente de hechos edificantes y maravillosos -humanamente, no sobrenaturalmente milagrosos- marcados por una presencia y por una participación humana de los compañeros, concreta e intensamente vivida".