Enero 24: Beata Paula Gambara Costa. Viuda de la Tercera Orden (1473‑1515) Su culto fue aprobado por Gregorio XVI el 14 de agosto de 1845.

Paula nació en Brescia el 3 de marzo de 1473 hija de Giampaolo Gambara y Catalina Bevilacqua, noble y cristiana familia. Con ocasión de su nacimiento la familia repartió ayudas a instituciones benéficas y a familias pobres. Recibió una buena educación y fue orientada espiritualmente por el franciscano Andrés de Quinzano.

Casada en 1485 con el conde Ludovico Antonio Costa, fueron a vivir en Bene Vagienna (Cuneo). Entre los años 1493‑1503 hubo una hambruna que dio ocasión a Paula para ejercitar la generosidad con los muchos necesitados que acudían a sus puertas.

En 1488 nace un hijo a quien llaman Juan Francisco. Los primeros años de matrimonio habían transcurrido sin problemas serios. Pero ahora, el conde se manifiesta soberbio, avaro, duro, dado al vicio. Finalmente se llevó a su propia casa a una amante a quien tuvo allí durante doce años. Paula estuvo como prisionera, y no pocas veces el conde la maltrataba a puños, bofetadas e inclusive patadas. En 1504 la amante del conde enfermó gravemente y todos la abandonaron. Solamente Paula se dedicó a cuidarla y la preparó para morir reconciliada con Dios.

Finalmente el conde se convirtió, se reconcilió con Dios y obtuvo el perdón de su fiel esposa, y le permitió llevar externamente el hábito franciscano. Poco después enfermó y murió serenamente. Paula se dedicó a educar al hijo y a asistir a los pobres y enfermos. Muchas veces el Señor premió su caridad con prodigios. Murió el 24 de enero de 1515 a la edad de 42 años.