volver a tapa

EL SITZ IM LEBEM DEL NOMBRE DE MENORES

LOS MENORES HERMANOS

"Comienza la vida de los menores hermanos. La regla y vida de los menores hermanos es ésta: guardar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo viviendo en obediencia. sin nada propio y en castidad"1

 

1.- PRECOMPRESIÓN

¿Que significa el menores del nombre oficial del movimiento franciscano ?

    1. escribir personalmente
  • poner en común en el grupo pequeño
  • hacer un síntesis del grupo para poner en común

 

2.- EVOLUCIÓN DEL NOMBRE

LOS HERMANOS

Según lo que aparece en el título del primer Capítulo de la Regla No Bulada el nombre del movimiento de la primera hora parece ser simplemente el de Hermanos : "Los hermanos deben vivir sin nada propio y en castidad y obediencia". A continuación el texto sigue diciendo que "Esta es la regla y vida de los hermanos". Estamos ante una fraternitas que tiene por regla el evangelio y que va redactando normas de vida de acuerdo a las necesidades que va imponiendo la vida.

MENORES

El nombre de hermanos menores como calificativo del grupo no aparece en la primera regla2. Es el Capítulo I de la Regla Bulada que introduce la expresión menores para definir al movimiento de Francisco y los suyos.

A pesar de que ninguna de las traducciones respeta este detalle, tanto el texto latino de la Regla Bulada y como el de la Carta de Francisco a la Orden presentan un orden inverso al habitual : A todos los reverendos y muy amados hermanos; al hermano A., su señor, ministro general de la Religión de los menores hermanos"3. Parecería que el nombre del movimiento no sería el de hermanos menores sino de menores hermanos.

¿Qué significó el menores que se le agrega al de hermanos en el frontispicio de la Regla Bulada ? La crónica de Burcardo de Ursperg trae este texto extraño :

A El señor papa, lejos de aprobar a éstos, aprobó en su lugar a los otros, o sea, a los que se llamaban Pobres Menores. Estos rechazaban todo lo supersticioso y censurable antedicho (otros grupos contemporáneos análogo, como el de los humillados en Milán), andaban de verdad con los pies descalzos tanto en verano como en invierno y no recibían ni dinero ni otra cosa, más que el alimento, o, a lo más, alguna ropa que les era necesaria, si es que alguno se la daba espontáneamente, pues no pedían nada a nadie. Estos mismos, andando el tiempo, dándose cuenta de que a veces la fama de mucha humildad puede llevar a la vanagloria y de que cabe el peligro de envanecerse ante Dios por motivos de pobreza, como les ocurre a muchos que la soportan engañosamente, prefirieron llamarse Hermanos Menores en vez de Pobres Menores, sumisos en todo a la Sede Apostólica4.

Reminiscencias casi literales de esta evolución semántica la encontramos en un texto que relaciona al movimiento con su arraigo en Santa María de los Ángeles :

Se la llamaba, en efecto, iglesia de la Porciúncula, lo que presagiaba que ella había de ser la madre y cabeza de los pobres hermanos menores5.

Sabemos que en los primeros inicios los hermanos se autodenominaban como varones penitentes oriundos de la ciudad de Asís6. ¿Cual fue la razón, el tiempo, el origen de la evolución del nombre?

Parece que hemos de admitir un uso muy temprano del nombre actual, tanto para hombres como para mujeres del movimiento :

Sin embargo, encontré en aquellas regiones un motivo de consuelo. Muchas personas de ambos sexos, ricos y seglares, abandonaban el mundo, dejándolo todo por Cristo. Se llaman hermanos menores, y hermanas menores7.

Francisco fue el inventor del nombre

Para los biógrafos fue una decisión del mismo Francisco que motivó el cambio de nombre8. El mismo Señor que lo sacó del sistema y lo condujo entre leprosos, que le dio la misión de anunciar la paz ante la guerra santa, una vez que le regaló hermanos, le reveló que debía llamar a su movimiento como de hermanos menores9.

Según Celano una vez que estaba leyendo la decisión capitular sobre el régimen de gobierno propia del movimiento, en el cual nadie puede llamarse prior, a Francisco se le ocurre llamar en consecuencia a toda la hermandad

Es particularmente conocido lo que se refiere a la Orden que abrazó y en la que se mantuvo con amor y por profesión. Fue él efectivamente quien fundó la Orden de los Hermanos Menores y quien le impuso ese nombre en las circunstancias que a continuación se refieren: se decía en la Regla: "Y sean menores"; al escuchar esas palabras, en aquel preciso momento exclamó: "Quiero que esta fraternidad se llame Orden de Hermanos Menores"10

Razones en la elección del nombre

En las biografías aparecen varias razones que movieron al grupo primitivo a elegir un nuevo nombre :

* quieren ser un grupo de seguidores de la humildad y pobreza de Jesús11 :

Desde el principio de su conversión, el bienaventurado Francisco, como sabio arquitecto, se fundamentó, con la ayuda de Dios, sobre roca viva, esto es, sobre la máxima humildad y pobreza del Hijo de Dios; y por esta humildad llamó a su Religión de los hermanos menores12.

* el movimiento se siente con una misión profundamente eclesiológica : la vocación de conformar un nuevo pueblo de menores.

"Por eso - añadió el bienaventurado Francisco - , quiso el Señor que los hermanos se llamasen hermanos menores, pues ellos son este pueblo que el Hijo de Dios pidió a su Padre, y del que el mismo Hijo de Dios dice en el Evangelio: No temáis, pequeño rebaño, porque el Padre se ha complacido en daros el reino ; y también: lo que hicisteis a uno de estos mis hermanos menores, a mí me lo hicisteis . Sin duda, se ha de entender que el Señor habló así refiriéndose a todos los pobres espirituales, pero principalmente predijo el nacimiento en su Iglesia de la Religión de los hermanos menores"13.

  • los movimientos pauperísticos se caracterizan por su afán de mantener la nomenclatura evangélica :

De ahí que Francisco, ejemplo de humildad, quiso que sus hermanos se llamaran menores, y los prelados de su Orden ministros, para usar la misma nomenclatura del Evangelio, cuya observancia había prometido, y a fin de que con tal hombre se percataran sus discípulos de que habían venido a la escuela de Cristo humilde para aprender la humildad. En efecto, el maestro de la humildad, Cristo Jesús, para formar a sus discípulos en la perfecta humildad, dijo: El que quiera ser entre vosotros el mayor, sea vuestro servidor, y el que entre vosotros quiera ser el primero, sea vuestro esclavo14.

3. SITZ IM LEBEM

A esta altura del camino recorrido podemos sacar las siguientes conclusiones y preguntas:

1 El nombre del movimiento franciscano fue evolucionando rápidamente en los primeros años de vida :

  • penitentes oriundos de la ciudad de Asís
  • menores
  • pobres menores
  • menores hermanos
  • hermanos menores

¿Cuáles fueron los motivos, las razones, las circunstancias que fue motivando el cambio ?

  1. La palabra hermanos tiene que vincularse, necesariamente con un movimiento amplio y difuso en el medievo.
  2. La expresión menores no puede ser entendida fuera del binomio mayores-menores que dividía las sociedad feudal.
  3. Sea porque el movimiento va perdiendo rapidísimamente contacto con el Sitz im Lebem fundacional de los primeros años, sea por la necesidad de interpretar en códigos más amplio y eclesiales, tanto la fraternidad como la minoridad sufren un acelerado proceso de espiritualización y evangelización de los referentes semánticos, perdiéndose totalmente el entramado signitivo fontal.

Me voy a detener en el contexto histórico de este campo semántico embrionario, asombrado de que no se lo haya tenido seriamente en cuenta a la hora de las interpretaciones de la nomenclatura franciscana.

MAYORES Y MENORES EN LA CIUDAD CONTEMPORÁNEA

Una historia deliciosa de los orígenes nos muestra la actitud del movimiento franciscano ante los mayores altaneros y voraces que la clase dominante ahíta, saturada, le quita, sin necesitarla, la comida de la boca a los menores. En uno de los lugares donde habitan los menores hermanos unos pajaritos anidan y tienen cría. Francisco y los suyos quedan admirados por la confianza con la que participan - alegre y fraternalmente - de los bienes de la mesa de los hermanos :

Pero la voracidad viene a deshacer la unión cuando la altanería de uno mayor persigue a los más pequeños. Comiendo él por placer hasta hartarse, impide que los demás coman. "Mirad - dice el Padre - lo que hace ese glotón; pletórico él y harto, no puede ver que los hermanos que tienen hambre coman. Con muerte bien triste va a desaparecer". Al dicho del Santo sigue luego el castigo. El perturbador de los hermanos se posa, para beber, sobre una vasija, y, cayendo de improviso en el agua, perece ahogado; y ni gato ni bestia alguna osó tocar el ave que había incurrido en la maldición del Santo15..

Una predicación de Francisco en Perusa nos ofrece un buen perfil de los mayores : se sienten fuertes y tienen el corazón hinchado de arrogancia y soberbia, saquean y matan a los vecinos, pierden el tiempo en torneos y juegos de a caballo con lances de armas, acometen con mano armada a los comarcanos, matándolos y asolándolos... Francisco los amenaza con la guerra civil16.

LAS REBELIONES ASISIENSES

La ciudad

El grupo franciscano original es un movimiento ciudadano. Si bien la ciudad y el dinero en los siglos XII y XIII son emergentes aún minoritarios, el impacto social, cultural, religioso de la ciudad es de portada decisiva en la evolución de los modelos políticos, económicos y culturales del medioevo.

La ciudad es lo inédito, lo nuevo, el futuro, la alternativa. El feudo es lo caduco, el pasado, lo reaccionario. Como el burgués y comerciante Pedro Valdo, muchos otros a lo largo del siglo XII y XIII lucharán por una alternativa más radical a la que la que propone la nueva burguesía comercial e industrial, que en el fondo no ataca el sistema como tal. El proyecto burgués pretende modificarlo para provecho de la nueva clase dominante, y la nueva clase dominante se muestra capaz de convivir con la antigua mientras no haya conflicto de intereses.

No puedo ahora ahondar en este tema, imprescindible si queremos entender a un movimiento que se autodenomina como penitentes de la ciudad. Si me detendré en analizar algunos hechos de la ciudad de Asís, el lugar de referencia específico del grupo naciente.

El pacto entre mayores y menores de 1209

El primer decenio del siglo XIII está lleno de acontecimientos que convulsionan la ciudad de Asís. La conversión del hijo del comerciante Pedro Bernardone no es ni el único ni el principal incidente que perturba la vida ciudadana. Guerras con otras ciudades, enrolamiento para una cruzada, guerras civiles... Hechos que no pueden ser ignorados por un hombre hecho y derecho de más de 20 años. A pesar de que los hagiógrafos del primer siglo silencian los hechos que enturbian la divinización del santo fundador, hoy tendríamos que rescatar la situación vital de la ciudad, hechos contemporáneos que tienen que haber jugado un rol de primera línea en la conversión del comerciante. Sin fuertes impactos biográficos no se explica una metamorfosis tan radical en la vida de un ciudadano tan integrado y tan bien sucedido en la sociedad.

En 1203 encontramos en los archivos de la ciudad un pacto de paz luego de una guerra intestina ciudadana. Revuelta intestina : los populares contra los gentilhombres17. Los hombres de bien, los hidalgos (hijos de algo o alguien) son los vencedores y los vencidos se ven obligados a pagar los daños y perjuicios ocasionados por la revuelta.

texto

En 1203 Francisco puede haber estado preso en Perusa y esto puede haberle impedido una participación activa en la revuelta, pero es impensable que el hecho le haya sido desconocido. No es improbable que la enfermedad que lo aquejó haya sido una grave secuela, inclusive sicológica, de tanta derrota. Las fuentes primitivas franciscanas no nos ofrecen un sólo indicio del impacto de este acontecimiento en la vida de Asís.

En 1209 Francisco se dirige a Roma para la confirmación de su revelación personal. En ese año se firma otro tratado del paz, esta vez entre Mayores y Menores de la ciudad de Asís.

Texto  cliquea para ver el texto

Aquí sí las fuentes no dan algunos indicios de una plausible relación de Francisco y su grupo primitivo con este tratado de paz.

Menores : la alternativa asisiense al sistema feudal

En este contexto de levantamientos y revueltas civiles, el nombre de menores no significa primariamente los excluidos, los de abajo, los humildes y humillados, sino aquellos que luchan por una sociedad nueva. Los Menores son la clase emergente, el nuevo sistema alternativo al feudal. Al llamarse menores, el grupo pasa a optar por un partido político y por una utopía política en Asís18.

Pocos años después, muy rápidamente este vocablo pierde fuerza, significado... Cambia la realidad en Asís, la Orden se establece en sociedades muy diferentes y la lucha de los menores pierde contextualización histórica y se espiritualiza. Minoridad de convierte en humildad, en evangelismo puro.

De todos modos el mismo Francisco tiene una conciencia vivísima de querer identificarse con Jesús siervo y súbdito de todos los cristianos, religiosos, clérigos y laicos, hombres y mujeres; a cuantos habitan en el mundo entero19. El se presenta como el menor de los siervos de Dios20, con el deseo de besar los pies21, el que es siervo y pequeñuelo en el Señor22.

San Buenaventura23 dice que la humildad había adquirido un dominio especial sobre Francisco, el mínimo entre los menores.... Pero no puede negarse la posibilidad de que el nombre apunte en los orígenes asisienses a la transformación de las estructuras sociales y políticas feudales : el movimiento se estructura invirtiendo el binomio de mayores y menores que impera en la ciudad de Asís :

Igualmente, a este propósito, ninguno de los hermanos tenga potestad o dominio, y menos entre ellos. Pues, como dice el Señor en el Evangelio, los príncipes de los pueblos se enseñorean de ellos y los que son mayores ejercen el poder en ellos; no será así entre los hermanos (cf. Mt 20,25 - 26); y todo el que quiera hacerse mayor entre ellos, sea su ministro y siervo, y el que es mayor entre ellos, hágase como el menor (cf. Lc 22,26)24.

El Ministro-Siervo25 de la nueva asociación tiene que tener conductas antagónicas a las de los gobernantes, tanto eclesiásticos como civiles.

"Debe ser hombre en quien no haya lugar para la sórdida acepción de personas, que tenga igual cuidado de los menores y de los simples que de los sabios y mayores. Hombre que, por más que se le haya dado distinguirse en letras, sin embargo, se distinga más como imagen de sencillez piadosa en la conducta y promotor de la virtud. Hombre que execre el dinero - corruptela principal de nuestra profesión y perfección - y que - cabeza de una Religión pobre, mostrándose modelo a la imitación de los demás no use jamás de peculio26.

Para las clarisas el Capítulo será un órgano de cogobierno, donde tiene voz la mayor y la menor :

La abadesa llame a sus hermanas a capítulo al menos una vez cada semana. En él, tanto ella como las hermanas deben acusarse humildemente de las ofensas y negligencias comunes y públicas. Y delibere con todas sus hermanas sobre los asuntos a tratar para utilidad y bien del monasterio, pues muchas veces lo mejor es revelado por el Señor a la que es menor27.

Si la fraternidad así lo dispone, el novicio de una hora ha de ser obedecido con la misma diligencia que a otro hermano muy antiguo y discreto28. El Ministro "debe ser hombre en quien no haya lugar para la sórdida acepción de personas, que tenga igual cuidado de los menores y de los simples que de los sabios y mayores29.

Francisco, que había aprendido lecciones sublimes del soberano Maestro, no se avergonzaba, como verdadero menor, de consultar sobre cosas menudas a los más pequeños. En efecto, su mayor preocupación consistía en averiguar el camino y el modo de servir más perfectamente a Dios conforme a su beneplácito. Esta fue su suprema filosofía, éste su más vivo deseo mientras vivió: preguntar a sabios y sencillos, a perfectos e imperfectos, a pequeños y grandes, cómo podría llegar más eficazmente a la cumbre de la perfección30.

Para el movimiento primitivo esta opción no fue solo virtud monástica, sino problema en las relaciones sociales :

Pero es de notar que, aunque los hermanos fueron tratados por este señor con tanta caridad, otros los consideraban como los más abyectos, y muchos, grandes y pequeños, se mofaban de ellos y los injuriaban y les quitaban a veces las ropas vilísimas que llevaban Cuando los siervos de Dios quedaban desnudos, porque, según el consejo evangélico, llevaban una sola túnica, no por eso reclamaban lo que les habían quitado. Si algún movidos de compasión, se los devolvían, los recibían de buen grado31.

Minoridad : el último puesto

Son en verdad menores quienes, sometidos a todos, buscaban siempre el último puesto y trataban de emplearse en oficios que llevaran alguna apariencia de deshonra32. Los hermanos, dondequiera que se encuentren sirviendo o trabajando en casa de otros, no han de ser mayordomos ni cancilleres ni estarán al frente en las casas en que sirven.... serán menores y estén sujetos a todos los que se hallan en la misma casa33. Se llaman menores porque, de la misma manera que por el nombre, también por su conducta y ejemplo deben ser humildes con todos los demás hombres de este mundo34.

Minoridad : una nueva forma de gobierno

Al contrario de lo que sucede en los gobiernos civiles o eclesiales del siglo, en el gobierno de los menores hermanos quien es tenido por mayor, tiene que ser como el menor (Lc 22,26) y siervo de los otros hermanos35. Ninguno de los hermanos tenga potestad o dominio, y menos entre ellos. Pues, como dice el Señor en el Evangelio, los príncipes de los pueblos se enseñorean de ellos y los que son mayores ejercen el poder en ellos; no será así entre los hermanos (cf. Mt 20,25 - 26); y todo el que quiera hacerse mayor entre ellos, sea su ministro y siervo, 2 y el que es mayor entre ellos, hágase como el menor (cf. Lc 22,26). Y nadie sea llamado prior, mas todos sin excepción llámense hermanos menores. Y lávense los pies el uno al otro (cf Jn 13,14)36.

Minoridad y lucha por el poder

El nuevo grupo de menores tendría que poder eliminar la lucha por el poder. Este ejemplo es ilustrativo

Y una vez dijo a su compañero: "No me parece que sería hermano menor si no tuviera la disposición que te describiré. Voy, por ejemplo - añadió -, al capítulo como quien es prelado de los hermanos; predico; amonesto a los hermanos; y cuando termino replican: ‘No nos conviene un iletrado y despreciable; por tanto, no queremos que tú reines sobre nosotros, porque tú no sabes hablar y eres un simple e ignorante’. Y, por último, teniéndome todos por vil, me echan afrentosamente. Te aseguro que, si no oyere estas palabras con el habitual semblante, con la acostumbrada alegría, con idéntico propósito de santidad, no soy, no, hermano menor" 37.

Francisco procuró someterse no sólo a los superiores, sino también a los inferiores38, pensaba que los que por ambición buscaban el poder eran indignos de ser hermanos menores39.

Cuando los obispos y el papa quieren tomar hermanos predicadores y hermanos menores para surtir a la iglesia de obispos santos, tanto Santo Domingo como San Francisco se niegan a entrar en la órbita del poder :

"Mis hermanos se llaman menores precisamente para que no aspiren a hacerse mayores... Pido, pues, Padre, que no les permitas de ningún modo ascender a prelacías, para que no sean más soberbios cuanto más pobres son y se insolenten contra los demás"40.

Pobres menores : la alternativa desde los pobres

De todos modos parece chirriar el engranaje semántico en el contexto de un grupo que rompió definitivamente con el sistema para inmediatamente después embanderarse en una de las luchas internas al sistema.

Los menores serían los opuestos a los mayores. Si mayores son los Señores Feudales, menores serían las nuevas clases burguesas emergentes : comerciantes, artesanos, trabajadores libres... ¿Se identificó el movimiento naciente con la causa de la burguesía ?

Un dato curioso lo aporta la crónica de Conrado de Uzberg, escrita alrededor de 1210. El grupo pasa a llamarse el de los pobres menores. La revuelta resulta vencedora porque es también apoyada por los pobres de la ciudad.

El movimiento apuesta a la causa de los pobres menores. Son los pobres de la sociedad emergente, son los pobres de la nueva sociedad.

Minoridad y pobreza real

Francisco teme que el número creciente exija estructuras semejantes a las que lo menores quisieron contradecir con un estilo de vida alternativo. El número mayor los convertirá en menores espirituales y él fue un pobre de veras. Conocido por todos la anécdota del banquete que hacen los hermanos y al cual Francisco entra como mendigo pidiendo limosna y comiendo en el suelo

Danle una escudilla al que pide, y, sentado solo en el suelo, coloca el plato sobre la ceniza y dice: "Ahora estoy sentado como hermano menor", y dirigiéndose a los hermanos: "Mas que los otros religiosos, nosotros debemos sentirnos obligados a imitar los ejemplos de pobreza del Hijo de Dios. He visto la mesa abastecida y adornada, y no la he reconocido como mesa de pobres que van pidiendo de puerta en puerta"42.

El señor Hugolino, obispo de Ostia, se acomodaba a la vida de los hermanos; y, deseoso de santidad, era simple con los simples; con los humildes, humilde, y pobre con los pobres. Era un hermano entre los hermanos; entre los menores, mínimo43.

Minoridad y lugar social

La minoridad implicaba opciones de paz en una sociedad iglesia que sacralizaba la guerra44 e implicaba padecer extrema penuria. Menores y mayores, hombres y mujeres, los tenían en nada y los escarnecían como a necios y estólidos45. Siendo los mínimos entre los menores por lo general, a los hermanos por tan viles, que muchos, menores y mayores, los trataban y les hablaban como los señores a sus siervos46. Cuando Jacobo de Vitry predica a los hermanos dice que aunque haya muchos hombres considerados como menores en este mundo, ustedes son los más menores47.... En las crónicas de Salimbene se cuenta que los Florentinos no se escandalizan si un hermano deja la Orden, sino que lo excusan diciendo: "Nos asombramos de que haya permanecido tanto tiempo, porque los hermanos menores llevan una vida desesperada y se atormentan de muchas maneras"48.

Pobres menores : la alternativa desde el no-dinero

La revuelta de Asís, los menores que ganan su causa, la nueva sociedad posible.... se ve frustrada por el dinero. Al fin y al cabo solo quedan libres los que tiene dinero para pagar su libertad y romper con el sistema de vasallaje feudal. Esto tocó las fibras más profunda de los pobres menores que había apostado a una sociedad nueva.

Tanto en la Regla Bulada como en la No Bulada aparece expresamente prohibido recibir dinero, ni en ocasión de la venta de los bienes de los aspirantes49, ni como paga del trabajo50. Y en ambas encontramos un capítulo dedicado expresamente a la prohibición de recibir dinero.

Por eso, ninguno de los hermanos, dondequiera que esté y dondequiera que vaya, tome ni reciba ni haga recibir en modo alguno moneda o dinero ni por razón de vestidos ni de libros, ni en concepto de salario por cualquier trabajo; en suma, por ninguna razón, como no sea en caso de manifiesta necesidad de los hermanos enfermos; porque no debemos tener en más ni considerar más provechosos los dineros y la pecunia que las piedras. Y el diablo quiere cegar a quienes los codician y estiman más que las piedras. Y si en algún lugar encontráramos dineros, no les demos más importancia que al polvo que pisamos, porque vanidad de vanidades y todo vanidad (Eclo 1,2). Y si acaso -¡ojalá no suceda!- ocurriera que algún hermano recoge o tiene pecunia o dinero, exceptuada tan sólo la mencionada necesidad de los enfermos, tengámoslo todos los hermanos por hermano falso y apóstata, ladrón y bandido, y como a quien tiene bolsa (cf. Jn 12,6), a no ser que se arrepienta de veras. Y los hermanos de ningún modo reciban ni hagan recibir, ni pidan ni hagan pedir, pecunia como limosna, ni dinero para algunas casas o lugares; ni acompañen a quien busca pecunia o dinero para tales lugares; pero los hermanos se pueden realizar, en favor de esos lugares, otros servicios que no sean contrarios a nuestra vida51.

La Regla Bulada endurece aún más la prohibición al excluir la excepción de los hermanos enfermos.

Mando firmemente a todos los hermanos que de ningún modo reciban dinero o pecunia ni por sí mismos ni por intermediarios.... Sin embargo, únicamente los ministros y custodios provean con cuidado solícito, por medio de amigos espirituales, a las necesidades de los enfermos y al vestido de los hermanos, teniendo en cuenta los lugares, las épocas y las regiones frías, como vean que lo aconseja la necesidad; dejando siempre a salvo, como se ha dicho, el no recibir dinero o pecunia52.

Esta exasperación no aparece en la Regla de Clara, es propia del ámbito dependiente directamente de Francisco.

El amigo de Dios, despreciando como despreciaba sobremanera todas las cosas del mundo, más que todas aún execraba el dinero. Desde el comienzo mismo de su conversión, lo menosprecia señaladamente y enseña siempre a sus seguidores que huyan de él como del diablo mismo. Este era el principio ocurrente que proponía a los suyos: que equiparasen el estiércol y el dinero en una misma apreciación y afecto53.

Son bien conocidas las anécdotas del hermano que tuvo la osadía de tocar dinero y que se vio obligado a depositarlo con la boca en el estiércol54; el de aquellos dos hermanos que encuentran dinero tirado en el camino y discuten sobre lo que han de hacer con semejante estiércol... el que se atreve a tocarlo pierde al instante el habla, le rechinan los dientes, no acierta a hablar55; o aquél otro que al levantar la bolsa contenía una culebra en lugar de dinero56, recibiendo la amonestación de Francisco : "Hermano, para los siervos de Dios, el dinero es eso: un diablo, una serpiente venenosa"57.

Una de las características del ministro general es que ha de ser un hombre que execre el dinero - corruptela principal de nuestra profesión y perfección - y que - cabeza de una Religión pobre, mostrándose modelo a la imitación de los demás no use jamás de peculio58.

Menores hermanos : la alternativa desde la no violencia activa

Pero son menores desde la fraternidad, excluyendo el alzamiento armado como camino viable para la nueva sociedad. Es una alternativa no violenta pero activa : conforma un grupo estructurado con los nuevos valores, tal como vimos abundantemente en el análisis de los textos fontales que utilizan la palabra menor .

El Santo quería unir a grandes y pequeños, atar con afecto de hermanos a sabios y simples, conglutinar con la ligadura del amor a los que estaban distanciados entre sí59. Al estimarse menores que todos los otros hombres60 no entraban en conflicto con nadie,

Aconsejo, amonesto y exhorto en el Señor Jesucristo a mis hermanos que, cuando van por el mundo , no litiguen ni contiendan de palabra (cf. 2Tim 2,14) ni juzguen a otros; sino sean apacibles, pacíficos y mesurados, mansos y humildes, hablando a todos decorosamente, como conviene. Y no deben cabalgar sino apremiados por una manifiesta necesidad o enfermedad. En toda casa en que entren digan primero: Paz a esta casa (cf. Lc 10,5). Y les está permitido, según el santo Evangelio, comer de todos los manjares que se les sirven (cf. Lc 10,8)61

Este proyecto de paz contradice totalmente la propuesta política de la iglesia feudal apropiada de la ideología feudal. La misma revelación divina que sugirió a Francisco el nombre alternativo de menores, le inspiró el saludo de paz, extraño y vergonazante para los hermanos que se resisten a usarlo :

Tal como le fue revelado al bienaventurado Francisco que su Religión debía llamarse la de los hermanos menores...el Señor le reveló también el saludo que debían emplear los hermanos, como hizo consignar en su testamento: "El Señor me reveló que para saludar debía decir: ‘El Señor te dé la paz’". Las gentes quedaban asombradas, pues nunca habían escuchado un saludo parecido de labios de ningún religioso. Y hasta algunos, un tanto molestos preguntaban: "¿Qué significa esta manera de saludar?" El hermano comenzó a avergonzarse y dijo al bienaventurado Francisco: "Hermano, permíteme emplear otro saludo"62.

 

4. CONCLUSIÓN

El nombre de Orden de los hermanos menores, podría ser traducido como Hermanos de la propuesta alternativa, mucho más que Hermanos de la clase inferior. El movimiento franciscano primitivo se caracteriza por ser una fraternitas que lanza un propuesta una alternativa radical al sistema socio-eclesial medieval. Alternativa que se ha de ser construida desde la perspectiva de los pobres y desde una no violencia activa.

NOTAS

1 Incipit vita Minorum Fratrum: Regula et vita Minorum Fratrum haec est, scilicet Domini nostri Jesu Christi sanctum Evangelium observare vivendo in obedientia, sine proprio et in castitate..

2 La No Bulada utiliza solamente una vez el menores unido al de hermano, en un contexto bien preciso, el de la obediencia :. "Y nadie sea llamado prior, mas todos sin excepción llámense hermanos menores" RNB 6

3 COrd generali ministro religionis minorum fratrum...

4 BURCARDO DE URSPERG, premostratense (*1230) Chronicon. LEMMENS, Testimonia minora p.l7.

5 LeyPer 56.

6 TC. 37. Algunos los escuchaban de buena gana; otros, por el contrario, se burlaban de ellos; y muchos los acosaban a preguntas, diciendo: "¿De dónde venís?" Otros les preguntaban a qué Orden pertenecían Como les fuese molesto contestar a tantas preguntas, decían sencillamente que eran varones penitentes oriundos de la ciudad de Asís; pues su Religión todavía no se llamaba Orden. El Anónimo de Perusa 19 repite el hecho con las mismas palabras.

7 JACOBO DE VITRY. Carta primera 8.

8 LMen 2.2 El humilde varón decidió dar a éstos el nombre de hermanos menores

9 EspPerf. El Señor le reveló que se llamaran hermanos menores y que anunciaran la paz y la salvación. EspPerf. El Señor le reveló que se llamaran hermanos menores y que anunciaran la paz y la salvación

10 1Cel. 38

11 LeyPer 9. Ayudado de Dios y procediendo con sabiduría desde el principio de su conversión, el bienaventurado Francisco se fundamentó a sí mismo y fundamentó la Religión sobre piedra firme, es decir, sobre la excelsa humildad y pobreza del Hijo de Dios, llamándola Religión de los Hermanos Menores.

12 EspPerf. 44.

13 LeyPer 101.

14 LMayor 6.5

15 2Cel 47. Sed avarita rumpit concordiam, dum minores persequitur maioris elatio. Saturatus namque maior pro libitu, reliquos repellit a cibo. Es un tema reincidente en los escritos. Recordemos solamente la piel que Francisco sustrajo, por avaricia, al hermano fuego que tenía hambre... LeyPer 87 .

16 LeyPer 75 Cf 2Cel 37

17 Buoni homines y homines de populo.

18 No es el objetivo de este análisis, pero sería imprescindible la alusión a las utopías joaquinitas, que influyeron fuertemente al movimiento franciscano durante varios siglos.

19 2CtaF

20 2CtaCus

21 2CtaF

22 lCtaCus

23 LMen 3.4 Celano dice que Francisco fue humilde en el hábito, más humilde en los sentimientos, humildísimo en el juicio de sí mismo. Este príncipe de Dios no se distinguía cual prelado sino por esta gema brillantísima: que era el mínimo entre los menores. Esta era la virtud, éste el título, ésta la insignia de ministro general. No había altanería en sus palabras, ni pompa en sus gestos, ni ostentación en sus obras 2Cel 140

24 RNB 5. La Biblia de Jerusalén traduce Mt 20:25 Mas Jesús los llamó y dijo: «Sabéis que los jefes de las naciones las dominan como señores absolutos, y los grandes las oprimen con su poder. No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor. Lc 22:26 pero no así vosotros, sino que el mayor entre vosotros sea como el más joven y el que gobierna como el que sirve. El binomio menores - menores traduce un sitz mi leben asisiense contemporáreo

25 Minister era el nombre del peón-aprendiz de un artesanato. Magister, maestro, nombre que reciben los superiores de la Orden de los Predicadores, eran los jefes, los que mandaban y enseñaban.

26 2Cel 185. 2Cel 142. ... el varón de Dios no solo se mostraba humilde con sus mayores, sino también con los iguales y con los de condición inferior, más dispuesto siempre a recibir que a hacer observaciones y correcciones.

27 Clara Regl 15-18

28 2Cel 151.

29 2Cel 185.

30 LMayor 12.2

31 TC. 40.

32 1Cel 38

33 RNB 7. Cf el Cap. 16 : los hermanos tienen que trabajar de peones de los infieles, tienen que ocupar el último lugar también fuera de la cristiandad.

34 LeyPer 58.

35 2CtaF 2.

36 RNB 5.6

37 2Cel 145. Cf LeyPer 109

38 LMen 3.4

39 2Cel 145

40 2Cel 148. Cf LMayor 06.5

41 2Cel 70 Cf las fiestas del Señor y de otros santos más dignamente se celebran con escasez y pobreza, con las cuales los mismos santos han conquistado el cielo, que no con superfluas curiosidades, que alejan a las almas del cielo" EspPerf. 20.

42 2Cel 61.

43 1Cel. 99.

44 EspPerf. 54. Aunque el bienaventurado Francisco quería que sus hijos tuvieran paz con todos y con todos se portaran como menores....

45 AP 17 Curiosamente el autor señala que la única excepción era el obispo de Asís, a quien el bienaventurado Francisco acudía con frecuencia en demanda de consejo

46 AP 23

47 Jacobo de Vitry. Sermón 1. TC. 36. San Francisco, lleno ya de la gracia del Espíritu Santo, reunió ante sí a los dichos seis hermanos y les anunció lo que les había de ocurrir. No temáis porque aparezcáis pequeños e ignorantes.

48 Salimb. 49 p. 117

49 RNB 2 Guárdense los hermanos... de recibir dinero alguno ni por sí mismos ni por intermediarios. Sin embargo, si lo precisan, por causa de esta necesidad, pueden los hermanos recibir, al igual que los otros pobres, las cosas necesarias al cuerpo, excepto el dinero.

50 RNB 7. Y por el trabajo puedan recibir todas las cosas que son necesarias, menos dinero ; RB 5. Y como remuneración del trabajo acepten, para sí y para sus hermanos, las cosas necesarias para la vida corporal, pero no dinero o pecunia.

51 RNB 8.

52 RB 4.

53 2Cel 65.

54 2Cel 65

55 2Cel 66

56 2Cel 65

57 2Cel 68

58 2Cel 185

59 2Cel 191

60 Adm 12

61 RB 3 cf RNB Caps 14.16

62 LeyPer 101