NO NOS DEJES CAER

EN LA TENTACIÓN

Tentar a Dios

No olvidemos que es el éxodo, el desierto, el tema que sitúa teológicamente al padrenuestro. Y uno de los argumentos que arma la narración del caminar hacia la tierra prometida es el hecho de que el pueblo tienta constantemente a Dios1. El fiel siempre tiene peligro de caer en la tentación de tentar a Dios, dado que este es un Dios escondido2 y al que es difícil seguir. El tentar a Dios es un asunto frecuente en los salmos3 y preocupa también a la iglesia naciente4. De hecho son los malos deseos del hombres los que lo llevan a querer "probar" a Dios. Desde el interior del mismo hombre y no de Dios nacen las tentaciones.:

Ninguno, cuando sea probado, diga: «Es Dios quien me prueba»; porque Dios ni es probado por el mal ni prueba a nadie. Sino que cada uno es probado por su propia concupiscencia que le arrastra y le seduce.5

Si el hombre padece tentaciones, nunca serán superiores a la medida humana. Fiel es Dios que no permitirá seáis tentados sobre vuestras fuerzas. Antes bien, con la tentación os dará modo de poderla resistir con éxito.6

Orar y vigilar para no caer en la tentación

Jesús, que sabe lo que es la tentación del desierto7, de los jefes del pueblo8, enseña a estar siempre vigilantes y en oración: Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil."9, especialmente en momentos difíciles, como en el huerto de los Olivos, cuando se avecina la pasión : "Pedid que no caigáis en tentación."...: "¿Cómo es que estáis dormidos? Levantaos y orad para que no caigáis en tentación."10

El Tentador

El tentador puede reducir a nada el trabajo de la siembra de la palabra11, inclusive usando medios violentos12, o la codicia13, o el poder14, la mentira15. El tentador, aún vencido, está siempre al acecho16, aguardando a la vera del camino17 o disimulándose entre los discípulos18. No se puede dar ocasión al Diablo y hay que revestirse de las armas de Dios para poder resistir sus asechanzas19. Pero anda encadenado, y si alguien sabe resistir el no tiene real poder sobre los fieles20.

En el antiguo testamento la figura de "Satanás" aparece a veces como tentador21, pero sobre todo como alguien que está en la corte divina como fiscal para acusar a los hombres22 y solamente tiene poder sobre los bienes y la salud de los fieles23. En el Nuevo Testamento no se distingue muy bien de la figura del "Diablo" y a veces también tiene la función de tentar, de probar al creyente.

Pedro es Satanás para Jesús: "¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡Escándalo eres para mí, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres!24 Satanás entró en Judas, llamado Iscariote, que era del número de los Doce25; y pide permiso para probar y purificar el grupo de los discípulos de Jesús26.

Desvía el corazón de los discípulos27, disfrazándose de ángel de luz28, haciendo toda clase de milagros, señales, prodigios engañosos29.

RESUMEN

1.- El pueblo siempre ha querido "tentar", "poner a prueba" a Dios. El hombre convive difícilmente con un Dios oculto que tiene que ser buscado, que no tiene rostro como los ídolos y que nos es, como ellos, dominable mediante ritos y encantamientos. El pueblo quiere signos, milagros, portentos, poder.

2.- Jesús es tentado por el demonio y por el pueblo con las mismas tentaciones con las cuales había sido tentado Yahveh a lo largo de la historia de Dios con su pueblo. Le exigen señales y portentos.

3.- Las tentaciones más fuertes de Jesús y de la comunidad de los fieles y de los fieles en particular es la de poseer el poder para transformar la historia de modo rápido y sin intervención del tiempo. La lucha por el poder es la gran tentación que acecha al Reino de Dios.

 

TAREA

Utilizando frases de la Sda. Escritura haz una relectura del "no nos dejes caer en la tentación" del padrenuestro.

NOTAS

1 Ex 17:2.7 El pueblo entonces se querelló contra Moisés, diciendo: "Danos agua para beber." Respondióles Moisés: "¿Por qué os querelláis conmigo? ¿Por qué tentáis a Yahveh?" Aquel lugar se llamó Massá y Meribá, a causa de la querella de los israelitas, y por haber tentado a Yahveh, diciendo: "¿Está Yahveh entre nosotros o no?"

 

2 Dt 32:20 Ha dicho: Les voy a esconder mi rostro, a ver en qué paran.

 

3 Salm 78:18 a Dios tentaron en su corazón reclamando manjar para su hambre. Salm 78:41 Otra vez a tentar a Dios volvían, a exasperar al Santo de Israel; Salm 78:56 Pero ellos le tentaron, se rebelaron contra el Dios Altísimo, se negaron a guardar sus dictámenes, Salm 95:9 donde me pusieron a prueba vuestros padres, me tentaron aunque habían visto mi obra. Salm 106:14 en el desierto ardían de avidez, a Dios tentaban en la estepa.

 

4 Hech 15:10 ¿Por qué, pues, ahora tentáis a Dios queriendo poner sobre el cuello de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros pudimos sobrellevar? 1Cor 10:9 Ni tentemos al Señor como algunos de ellos le tentaron y perecieron víctimas de las serpientes.

 

5 Sant 1:13-14

 

6 1Cor 10:13

 

7 Mt 4:1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo.

 

8 Mt 22:18 Mas Jesús, conociendo su malicia, dijo: "Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Jn 8:6 Esto lo decían para tentarle, para tener de qué acusarle. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra.

 

9 Mt 26:41 Mc 14:38

 

10 Lc 22:40.46

 

11 1Tes 3:5 Por lo cual también yo, no pudiendo soportar ya más, le envié para tener noticias de vuestra fe, no fuera que el Tentador os hubiera tentado y que nuestro trabajo quedara reducido a nada. Mt 13:39 el enemigo que la sembró es el Diablo; la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles.

 

12 Ap 2:10 No temas por lo que vas a sufrir: el Diablo va a meter a algunos de vosotros en la cárcel para que seáis tentados, y sufriréis una tribulación de diez días. Manténte fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida.

 

13 1Tit 6:9 Los que quieren enriquecerse caen en la tentación, en el lazo y en muchas codicias insensatas y perniciosas que hunden a los hombres en la ruina y en la perdición.

 

14 Lc 4:6 y le dijo el diablo: "Te daré todo el poder y la gloria de estos reinos, porque a mí me ha sido entregada, y se la doy a quien quiero.

 

15 Jn 8:44 Vosotros sois de vuestro padre el diablo y queréis cumplir los deseos de vuestro padre. Este era homicida desde el principio, y no se mantuvo en la verdad, porque no hay verdad en él; cuando dice la mentira, dice lo que le sale de dentro, porque es mentiroso y padre de la mentira.

 

16 Lc 4:13 Acabada toda tentación, el diablo se alejó de él hasta un tiempo oportuno.

 

17 Lc 8:12 Los de a lo largo del camino, son los que han oído; después viene el diablo y se lleva de su corazón la Palabra, no sea que crean y se salven.

 

18 Jn 6:70 Jesús les respondió: "¿No os he elegido yo a vosotros, los Doce? Y uno de vosotros es un diablo."

 

19 Ef 4:27; 6:11

 

20 Sant 4:7 Someteos, pues, a Dios; resistid al Diablo y él huirá de vosotros. 1Pe 5:8 Sed sobrios y velad. Vuestro adversario, el Diablo, ronda como león rugiente, buscando a quién devorar.

 

21 1Cron 21:1 Alzóse Satán contra Israel, e incitó a David a hacer el censo del pueblo.

 

22 Zac 3:1 Me hizo ver después al sumo sacerdote Josué, que estaba ante el ángel de Yahveh; a su derecha estaba el Satán para acusarle. Job 1:6 El día que los Hijos de Dios venían a presentarse ante Yahveh, vino también entre ellos el Satán.

 

23 Job 1:12 Dijo Yahveh al Satán: "Ahí tienes todos sus bienes en tus manos. Cuida sólo de no poner tu mano en él." Y el Satán salió de la presencia de Yahveh. Job 2:6 Y Yahveh dijo al Satán: "Ahí le tienes en tus manos; pero respeta su vida." Job 2:7 El Satán salió de la presencia de Yahveh, e hirió a Job con una llaga maligna desde la planta de los pies hasta la coronilla de la cabeza.

 

24 Mt 16:23

 

25 Lc 22:3

 

26 Lc 22:31 "¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha solicitado el poder cribaros como trigo.

 

27 Hech 5:3 Pedro le dijo: "Ananías, ¿cómo es que Satanás llenó tu corazón para mentir al Espíritu Santo, y quedarte con parte del precio del campo?

 

28 2Cor 11:14 Y nada tiene de extraño: que el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz.

 

29 2Tes 2:9